Dale color a tu Blue Monday con estos consejos

Acciones sencillas para mermar los sentimientos de tristeza 

Escucha este artículo en audio

Por Ana Durand

El lunes mas triste del año o Blue Monday es en realidad una invención publicitaria de Sky Travel, pero en años recientes ha servido para referirnos a las sensaciones de tristeza que pueden venir con la llegada del año nuevo.  

Aunque la idea del Blue Monday sea un artilugio publicitario nos propone pensar por qué enero suele ser un mes que se vive o es descrito por muchas personas como complicado emocionalmente.   

EL PESAR DE COMENZAR 

Hay que considedar que, como los lunes, enero es un mes en que inicia un nuevo periodo, por lo tanto estamos cargados emocionalmente de expectativas, proyectos y pendientes ya sean propios o ajenos pero que, por una razón u otra, convenimos cumplir.  

Esto genera una disputa emocional, pues tenemos que lidiar con lo que falta por hacer, por pagar o por cumplir.  

COTEJAR PRIORIDADES 

Un buen punto para encarar estos comienzos, es tener claro en qué cosas podemos tomar decisiones, qué es lo que nos mueve a comprometernos con ellas y para qué las queremos hacer. Es importante saber cuáles son las prioridades de lo que queremos hacer y los pasos que llevarán a que las cumplamos. Recuerda que cada cosa que nos proponemos no se ejecuta en un solo paso, siempre requiere de varios aunque no estemos al tanto de ello.   

Esto nos ayudará a aclarar cuál es el ritmo en que podemos hacerlas, quitándole dureza a la exigencia que solemos sentir por cumplir todo lo que está en las interminables listas que vamos acumulando a lo largo de la vida.  

PARTE DE NUESTRA PSIQUE 

También es importante reconocer que la tristeza y sentirnos cabizbajos en difererentes momentos del año forma parte de la vida. Aunque vivamos en un mundo que nos exige estar bien todo el tiempo, es relevante que sepamos darle lugar y vivir sin prejuicios esos momentos de malestar e incomodidad. Y es más fácil atravesarlos si estamos conscientes de ellos. Una buena forma de hacerlo es hablar sobre ello, ya sea con amigos, familiares o un psicoterapeuta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *